El Constructor

8 grupos presentaron ofertas para ampliar Yacyretá

Yacyretá

Infraestructura

El director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Martín Goerling, encabezó la apertura de las ofertas de preselección de los ocho consorcios interesados en llevar adelante la obra civil del brazo Aña Cuá, que contempla la instalación de tres turbinas en la Central Hidroeléctrica, y cuya puesta en marcha permitirá un aumento de la potencia de la generación medial anual del 9 por ciento.

 

"Este emprendimiento es fundamental para la Argentina. Con esta obra lograremos impulsar un aumento de la generación de energía para acompañar y a la vez estimular el crecimiento económico. Crearemos más de 3000 puestos de trabajo", afirmó Goerling.

 

Los consorcios que presentaron una oferta económica, financiera, técnica y jurídica para participar en la construcción de la obra civil de Aña Cuá son ocho. A saber:

 

1. China International Water & Electric Corp y otros

 

2. Salini Impregilo

 

3. Supercemento

 

4. Techint y otros

 

5. José Cartellone Construcciones Civiles

 

6. SACDE y otros

 

7. Astaldi

 

8. China Gezhouba Group

 

Con este proyecto Yacyretá concretará la ampliación de la potencia energética en el brazo Aña Cuá, mediante la incorporación de 3 turbinas tipo Kaplan. A partir de hoy se analizarán las propuestas y, en el caso de resultar calificadas, se abrirá el segundo sobre con la oferta económica en un plazo no mayor a 180 días.

 

El Complejo Hidroeléctrico Yacyretá se desarrolla en el límite de Argentina y Paraguay. La Central Hidroeléctrica, así como el vertedero principal y la esclusa de navegación, se emplazan en el brazo principal del río Paraná, mientras que en el brazo Aña Cuá se ubica el vertedero Aña Cuá.

 

En el año 1999 fueron realizados los estudios de un proyecto para utilizar el caudal del brazo Aña Cuá de entre 1.000 y 1.500 m3/s, con un salto hidráulico de 20 metros en la generación de energía adicional a la de la central principal. La potencia instalada de la nueva central será de 276 MW.

 

Las obras a ejecutar contemplarán importantes cuidados medioambientales: se generará un 9% más de potencia sin necesidad de incrementar la superficie del embalse ni ejecutar nuevas presas, esclusas, vertederos ni relocalizaciones. Además, tendrán beneficios ecológicos significativos ya que se incorporarán instalaciones para la transferencia de peces al embalse, inexistentes en el vertedero actualmente en operación.

 

La casa de máquinas será del tipo convencional, construida totalmente en hormigón armado, de aproximadamente 130 m. de ancho. La cota de fundación menor será de aproximadamente 29,00 msnm. La estructura alojará 3 turbinas del tipo Kaplan. La potencia instalada de cada una de ellas será de 92MW, y permitirán operar con un caudal mínimo de 500 m3/s.

 

La Central se construirá en seco, ya que utilizará la Presa Isla Yacyretá como ataguía de aguas arriba y requerirá una ataguía de baja altura de materiales sueltos para proteger el recinto de los niveles de restitución del vertedero Aña Cuá, en el caso de crecidas extraordinarias.

 

La toma y la cámara espiral serán integradas, construidas en hormigón armado y formarán parte integral de la estructura de la central. El tubo de aspiración será del tipo acodado y su dimensionamiento responderá a una velocidad máxima de salida de 2,50 m/s.

 

Los generadores serán del tipo sincrónicos trifásicos, accionados por las turbinas hidráulicas, con eje vertical, totalmente cerrados y refrigerados, con intercambiadores de calor aire/agua alrededor del estator, tendrán una capacidad de 100 MVA.

 

El sistema de transferencia de peces proyectado es del tipo ascensor con un sistema de corrientes de atracción generadas por gravedad, equipado con válvulas disipadoras de energía de cono y canalizadas a través de cámaras difusoras y rejas.

 

Otros Aspectos

 

La documentación licitatoria se encuentra finalizada, previéndose hacer dos llamados uno para las obras civiles y otro para el equipamiento electromecánico. El costo del proyecto es de aproximadamente US$ 600 millones. El plazo de obra es de 46 meses.

 

La tasa interna de retorno del capital invertido sobre 20 años es del 14,71% y se estima que las obras generarán 3000 nuevos empleos.