El Constructor

Avanza la obra del Paseo del Bajo

Paseo del Bajo

Vialidad

La megaobra más importante de los últimos tiempos en la Ciudad de Buenos Aires utilizará un total de 200 mil m3 de hormigón. Diariamente, el Paseo del Bajo recibe unos 30 camiones con 240 m3. En caso de contingencia, se solicitará la provisión de material desde plantas de terceros para cubrir los picos de demanda.

 

La obra

 

El Paseo del Bajo será el nuevo corredor vial de 7,1 kilómetros de largo que conectará las Autopistas Illia, Buenos Aires-La Plata y 25 de Mayo, con enlaces hacia el puerto y la Terminal de Omnibus de Retiro. La obra, realizada por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad a través de Autopistas Urbanas S.A. (AUSA) y la Corporación Antiguo Puerto Madero, generará un importante cambio en el tránsito del bajo porteño ya que mejorará la conexión entre norte y sur, reducirá casi en 40 minutos el ingreso a la Ciudad y quitará de la superficie el tránsito pesado y los colectivos de larga distancia.

 

El Paseo del Bajo irá desde la calle Brasil hasta el peaje Retiro de la Autopista Illia. Tendrá 12 carriles: 4 de ellos serán exclusivos para camiones y micros de larga distancia, cada uno de 3,50 metros de ancho, con acceso directo al puerto y a la Terminal de Retiro. Los 8 carriles restantes estarán destinados para vehículos livianos: 4 de ellos se extenderán sobre Av. Moreau de Justo y tendrán sentido norte, y los otros 4 se desarrollarán sobre calle Huergo y tendrán sentido sur.

 

Además, habrá cruces transversales que permitirán la circulación entre microcentro y Puerto Madero en las calles Estados Unidos, Independencia, Belgrano, Moreno, Perón, Corrientes, Lavalle, Viamonte y Córdoba. En toda la traza se crearán 60.000 m2 de nuevos espacios verdes para disfrute de los vecinos, con espacios recreativos y deportivos con postas aeróbicas. Además, contará con una nueva red de ciclovías que se integrará a la existente, fomentando la movilidad sustentable.

 

Viniendo desde las autopistas Buenos Aires-La Plata y 25 de Mayo, los vehículos podrán ingresar al Paseo del Bajo a la altura de la calle Brasil. En este sector, la traza irá en forma de viaducto y paulatinamente irá descendiendo hasta llegar a la superficie.

 

A la altura de Humberto Primo, entre las avenidas Alicia Moreau de Justo e Ingeniero Huergo/Eduardo Madero, los vehículos irán por una trinchera semicubierta. Luego, a la altura de Hipólito Yrigoyen aproximadamente, la traza se desviará para ubicarse parcialmente debajo de la avenida Alicia Moreau de Justo. Una vez que pasa la Terminal de Combis en la Av. Corrientes, el corredor volverá a centrarse entre Madero y Antártida Argentina. Luego de cruzar la Av. Córdoba se elevará para eludir la estructura del triducto pluvio-cloacal, en un tramo a nivel de terreno.

 

Luego la traza descenderá nuevamente, cruzando por debajo de las vías ferroviarias, continuando en trinchera semi-cubierta por la avenida Antártida Argentina. Tras el cruce con Av. de los Inmigrantes, la vía vuelve a emerger a la superficie, desarrollándose un sector a nivel para el ingreso y egreso a la Terminal de Ómnibus de Retiro. Luego la traza toma altura nuevamente continuando en viaducto, sobre las avenidas Antártida Argentina y Castillo. En la zona del Barrio 31 habrá un empalme con el Puerto y luego continuará hasta la Autopista Illia, que se conectará con su traza a la altura del Peaje Retiro.

 

 

Una obra, múltiples beneficios

 

Mejor conectividad El Paseo del Bajo mejorará la conexión entre el norte y el sur de la Ciudad y contribuirá a la integración con el Área Metropolitana.

 

Más seguridad vial La separación entre los flujos de tránsito permitirá mejorar las condiciones de seguridad vial, ya que los vehículos de gran porte dejarán de convivir con los vehículos livianos y su circulación estará independizada del tránsito peatonal.

 

Desarrollo urbano sostenible El nuevo corredor contribuirá al desarrollo armónico del área portuaria y su entorno.

 

Mejoras en el ambiente Al hacer más fluido el tránsito pesado, el Paseo del Bajo disminuirá la emisión de gases y contaminación sonora.

 

Más espacio público verde En la superficie de las trincheras se generará 60.000 m2 de nuevos espacios públicos verdes para el disfrute de todos los vecinos.