El Constructor

Anuncian inversiones por más de $2.000 millones para Tierra del Fuego

Obras - Tierra del Fuego - Viviendas

Construcción

Rogelio Frigerio lanzó la primera experiencia en el país de construcción de viviendas a través de un fideicomiso al que aportarán la Nación, la Provincia y entidades intermedias.



El plan inicial incluye 245 viviendas y el Gobierno invertirá $388 millones para edificar casas en terrenos cedidos por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), en una operatoria donde el Banco de Tierra del Fuego actuará como agente financiero y el recupero de los créditos otorgados a los beneficiarios servirá para la construcción de más complejos habitacionales.


Frigerio precisó que se destinarán otros $ 500 millones para operaciones similares en el distrito, durante un acto realizado en el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) en el que estuvo acompañado por la gobernadora fueguina Rosana Bertone y una nutrida comitiva de funcionarios y dirigentes sindicales.


"La gobernadora ha entendido mejor que nadie lo que significa trabajar en equipo, y que los problemas de hábitat, que sufren más de 12 millones de personas en el país, no tienen colores políticos. Son problemas que vamos a resolver trabajando juntos”, enfatizó.


En esa línea, destacó el acuerdo suscripto ayer con 20 gobernadores para la devolución del 15 % de coparticipación federal, de modo que las provincias, con los recursos que les corresponde, puedan financiar obras y servicios sensibles para la gente”, indicó.


El ministro detalló que en el caso de las viviendas mediante fideicomisos, los beneficiarios pagarán cuotas durante 15 años, que no podrán superar el 30% de sus ingresos mensuales.


Por otra parte, anunció que la Nación girará $591 millones al denominado Fideicomiso Austral, donde se deriva el 50 % de las regalías hidrocarburíferas de los pozos ubicados costa afuera de la isla, y cuyos montos deben destinarse en forma específica a obras de infraestructura.


El titular de Interior, que arribó anoche a Río Grande, también participó esta mañana de otro acto en el cuartel de bomberos de la “Margen Sur”, un sector populoso de la ciudad donde habitan cerca de 30 mil personas.


El funcionario comprometió allí un aporte del Gobierno Nacional de $361 millones para poner en funcionamiento el Plan Nacional de Hábitat en el distrito, destinado a obras de tendido de agua, gas, cloacas y energía eléctrica, además de otros $233 millones para la construcción de casas sociales.


“Vamos a arreglar las calles, a hacer cloacas, a poner iluminación para que haya más seguridad y a generar espacios deportivos para los chicos. Y vamos a  trabajar en los núcleos de innovación y desarrollo para generar mejores oportunidades para todos”, enumeró Frigerio.


A su vez, la gobernadora Bertone agradeció que los anuncios permitan terminar con un “padecimiento increíble de servicios que sufren estos vecinos”, y le pidió a la gente que “cuiden el lugar y eviten nuevos asentamientos”.


Frigerio también brindó una conferencia de prensa donde se refirió al aumento de tarifas y reiteró que "las malas políticas públicas hicieron que la Argentina, que era exportadora de energía, se transformara en importadora", y llamó a hacer “un cambio cultural para mejorar el uso de los recursos con los que contamos”, porque “la Argentina gasta el doble de gas que Chile y tres veces lo que gastan los países desarrollados”, cuantificó.


También adjudicó a “una declaración recortada” sus expresiones acerca de que los habitantes de la Patagonia andaban “en remera” adentro de las casas, por exceso de calefacción.


El ministro del Interior, que llegó a Río Grande con 8 grados bajo cero de sensación térmica, justificó el aumento tarifario, al señalar que fue “una medida difícil pero necesaria” y comparó al país con “un avión al que se le había roto todo el instrumental de vuelo”.


“Si no se hacían correcciones, corríamos el riesgo de convertirnos en Venezuela”, aseveró poco antes de partir hacia el municipio de Tolhuin y a la ciudad de Ushuaia, donde concluirá su visita a Tierra del Fuego.