El Constructor

Represa Portezuelo del Viento: ¿más cerca de su concreción?

Infraestructura

La reunión realizada en Buenos Aires, trató de acerca posiciones para que las cinco provincias involucradas en la cuenca se pongan de acuerdo en aspectos fundamentales para otorgar el punto de partida a ese millonario proyecto.

 

De la reunión mencionada surgió que Mendoza cumplirá con el compromiso que habían firmado cuando se comenzó a idear la represa de Portezuelo del Viento: será el Comité

 

Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO) la autoridad de control, deberá ser la autoridad de aplicación, y el acuerdo entre las provincias parecería que sigue lejos de cerrarse.

 

La determinación de que COIRCO, un organismo formado por todas las provincias que integran la cuenca, controle el funcionamiento de la presa supone una garantía de que ninguna provincia se beneficiará a expensas de otra.

 

También los representantes de la provincia cuyana presentaron modificaciones al plan de llenado y manejo de la represa. El Comité se expedirá el 2 de marzo, cuando vuelva a reunirse.

 

Características de la Represa Portezuelo del Viento

 

El Proyecto hidroeléctrico es una central hidroeléctrica que se construirá sobre el río Grande, en el sur de la provincia de Mendoza, Argentina. Se ha previsto como el componente más importante de un complejo formado por cinco centrales que se instalarían sobre ese río.

 

Los primeros estudios para una presa en Portezuelo del Viento, una garganta especialmente apta para ese proyecto, datan del año 1950, pero quedaron en nada tras el derrocamiento del presidente Perón. En 1968 se hicieron estudios sobre la posible utilización de aguas del río Grande para riego, lo que reactivó el interés por la zona; un contrato de 1972 con la empresa Harza permitió extender esos estudios hidroeléctricos y de riego.

 

Tras varios años de suspensión total de los estudios, la empresa estatal Agua y Energía Eléctrica realizó en 1989 un informe completo de los proyectos para el río Grande, que incluía un complejo de cinco embalses, con lo cual se produciría mucha más electricidad con menores costos; de todos modos, quienes actualmente plantean la construcción de estas centrales proponen como prioridad absoluta el proyecto de Cuesta del Viento, que debería construirse dimensionado como para formar parte del proyecto común, o bien como represa aislada. En 1993, el gobierno mendocino sancionó la ley provincial N° 6.064, que declaraba la obra Portezuelo del Viento de interés provincial.2

 

En enero de 2011 se inició la licitación del proyecto definitivo, que originalmente preveía su inauguración en 2015, con una presa de embalse de 181 m de altura, una potencia instalada de 210 MW y una generación media anual de 887 GWh/año. La licitación de ese proyecto se inició en enero de 2011. La inversión prometida por parte del gobierno nacional era de US$ 493 000 000.1

 

La central hidroeléctrica, ubicada al pie de la presa, estará equipada con 3 turbinas Francis de 30 MW cada una, alimentado por un túnel de 700 m de largo y 6 m de diámetro, y una tubería forzada de 40 m de largo.4 La misma generará, en una primera etapa, 359 GWh/año, y posteriormente 651 GWh/año.2

 

Características

 

El embalse previsto podrá ser utilizado para turismo en épocas de verano; la altura y latitud lo ubica en una zona fría, poco apta para las actividades acuáticas. Se ha previsto la construcción de un canal de desvío de 110 km de largo, diseñado para trasladar 24 m³/s a la cuenca del río Atuel. Esta obra permitiría utilizar agua para riego y aumentar la producción hidroeléctrica del complejo hidroeléctrico El Nihuil.4 No obstante, en los últimos proyectos se ha programado que esta derivación no se haga desde Portezuelo del Viento, sino de otro embalse que se construiría aguas abajo, en Bardas Blancas.

 

Por último, el proyecto requiere la construcción de una línea de alto tensión hasta la ciudad de Malargüe, de unos 75 km de longitud.

 

Descargas