El Constructor

Firman acuerdo para producir un millón de vehículos

acuerdo - producción vehículos

Maquinarias

El presidente Macri presentó el ambicioso plan de impulso al sector automotriz que apunta a aumentar la producción y crear 30 mil nuevos puestos de trabajo directo, a través de más inversión, nuevas tecnologías y una mejora en el acceso a la compra de unidades.

 

Macri señaló que el plan gira sobre dos ejes fundamentales que son “producir un millón de automóviles y cuidar a la familia de trabajadores de esta industria”.

 

Destacó que este acuerdo es el segundo de magnitud que lograron a través del “trabajo en conjunto”, el Estado con los sectores laboral y de la producción, después del compromiso alcanzado en enero último para la explotación del yacimiento de gas no convencional de Vaca Muerta.

 

Firmaron el convenio el Presidente Macri; el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera; los representantes del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), Ricardo Pignanelli, y de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Raúl Torres (UOM).

 

Por el sector productivo, lo hicieron las autoridades de la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), Luis Ureta Sáenz Peña; la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), Raúl Amil, y de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA), Gerardo Benutolo.

 

El acuerdo fija primero el objetivo de incrementar la producción hasta llegar a 750 mil vehículos en 2019 para luego dar otro salto y alcanzar el millón de unidades en 2023.

 

En forma simultánea está orientado a aumentar la integración de autopartes producidas localmente a un promedio de 35 por ciento para 2019 y 40 por ciento para 2023.

 

Los sectores trabajarán para diversificar los mercados de exportación con la idea de vender por lo menos un 35 por ciento de la producción a destinos extra Mercosur.

 

También se impulsará el desarrollo de nuevas tecnologías de motorización y autopartes estratégicas.

 

Otro de los objetivos enunciados apunta a mantener los precios en niveles similares a los de economías de la región comparables.

 

A partir de un diagnóstico compartido en cuanto a que el sector cuenta con un mercado interno de gran magnitud, el compromiso apunta como meta central a aumentar significativamente el volumen de producción y a desarrollar inversiones por un monto de 5000 millones de dólares en el período 2017-19.

 

El sector público se compromete a mantener operativa y en óptimo funcionamiento la Ley de Desarrollo y Fortalecimiento del Autopartismo Argentino y de avanzar en mejoras del marco regulatorio priorizando el régimen de reducción arancelaria para autopartes no producidas y el Régimen de Aduana Factoría.

 

También brindará financiamiento específico en condiciones competitivas mediante el BICE u otros instrumentos para el desarrollo de inversiones críticas en el segmento autopartista y promoverá un nuevo marco arancelario para la comercialización de vehículos con nuevas tecnologías de motorización (híbridos y eléctricos).

 

Además, se analizará junto con los diversos actores involucrados una política consensuada respecto del uso de biocombustibles en vehículos automotores y se articulará el estudio e implementación de la normativa y requisitos asociados con la seguridad vehicular juntamente con el sector privado y la Agencia de Seguridad Vial.

 

Otro de los compromisos asumidos es revisar la carga tributaria de toda la cadena de valor sectorial en el marco del objetivo de eficiencia fiscal y competitividad planteado por el Gobierno nacional en sus iniciativas transversales, tanto para las ventas al mercado interno como para la exportación, mediante la estructura de reintegros a la exportación.

 

El sector privado avanzará en la presentación de proyectos de inversión en el marco de la Ley de Desarrollo y Fortalecimiento del Autopartismo Argentino.

 

Asimismo, impulsará propuestas que promuevan la renovación del parque automotor, especialmente en lo referido a transporte de carga y pasajeros.

 

Y junto a los sindicatos asume el compromiso de articular una propuesta de capacitación en nuevas tecnologías para los trabajadores del sector y un plan de acción para mejorar la productividad a partir de una reducción del ausentismo.

 

El plan prevé una serie de iniciativas específicas, entre las que figuran los regímenes especiales de importación de bienes de capital, a los que se buscará dotarlos de formas de tramitación más sencillas, ágiles y rápidas.