El Constructor

"La IRAM 11900 es un cambio de paradigma, analiza prestaciones energéticas de la vivienda e incorpora energías renovables"

IRAM 11900

Construcción

El Ing. Pablo Paisan, Gerente de División de Normalización de IRAM, dialogó con El Constructor acerca de la norma IRAM 11900, publicada recientemente, que fija las bases para el etiquetado de eficiencia energética en viviendas y que dentro de poco tiempo podría ser de aplicación obligatoria. Reproducimos la nota a continuación:

 

 

- Cuáles son los aspectos más importantes de la norma IRAM 11900 que fija las bases para el etiquetado de eficiencia energética en viviendas

 

-La IRAM 11900 (Ed. 2) recientemente publicada, es una revisión de la norma que se había publicado por primera vez en el año 2010. Esta nueva edición establece el cálculo de las prestaciones energéticas para viviendas unifamiliares y/o unidades funcionales de edificios multifamiliares destinadas a uso residencial.

El cálculo está conformado por los aportes para las diferentes prestaciones energéticas:

En cuanto a la energía primaria para calefacción y refrigeración, el apartado correspondiente de la norma comprende el cálculo para la evaluación térmica y la determinación de la eficiencia energética (EE) en climatización mediante el método mensual cuasi estacionario que establece el requerimiento específico de energía primaria relacionado con la demanda de calefacción y refrigeración, en condiciones óptimas de confort térmico en el trascurso de un año.

Para el cálculo de agua caliente sanitaria (A.C.S.), se caracterizan los principales sistemas utilizados para la producción de agua caliente sanitaria, y se determina su eficiencia con el fin de establecer cuál de ellos o que combinación es la más efectiva para una vivienda.

Además se considera el esquema de cálculo de los consumos de energía de los sistemas y los equipos de calentamiento de agua existentes, tanto los convencionales como aquellos que utilizan colectores solares térmicos y los sistemas llamados “híbridos”.

En lo que se refiere a la iluminación, el procedimiento descripto en la norma establece los requerimientos de energía primaria para las instalaciones de iluminación en viviendas, el cálculo de las horas necesarias de iluminación artificial y su correspondiente valor de EE.

El documento incorpora también un apartado para las energías renovables. Cuando la vivienda posea una instalación de aprovechamiento de energía solar térmica para la producción de agua caliente sanitaria (A.C.S.), se considera el aporte de ésta al sistema, de similar forma Cuando la vivienda posea una instalación de producción de energía solar fotovoltaica para la generación de energía eléctrica, se considera el aporte de ésta al sistema en términos de energía primaria.

El resultado de estas evaluaciones se incluirá en la etiqueta que permite calificar a la vivienda en la escala de eficiencia.

 

- Por qué se considera que este documento es un “cambio de paradigma” en lo que respecta a la evaluación de la eficiencia.

 

- Hablamos de un cambio de paradigma porque esta nueva edición propone un análisis integral de las diferentes prestaciones energéticas de la vivienda: calefacción y refrigeración, ACS, Iluminación, e incorpora también el apartado referido a las energías renovables para aquellos casos en que la vivienda posea algún sistema para tal fin.

Se prevé que esta información también sea volcada a la etiqueta de la vivienda.

 

- Considera que la aplicación de esta norma cumplirá con los objetivos, a nivel nacional, de los criterios de evaluación y calificación energética de viviendas

 

- El documento fue elaborado por los especialistas y sectores profesionales que forman parte del Subcomité de EE en edificios del IRAM; entre estos sectores podemos contar a representantes del sector público en materia de energía y tecnología, instituciones académicas, institutos dedicados a la investigación, colegios profesionales, cámaras y asociaciones empresarias ligadas a la construcción y diversas empresas del sector, por lo que podríamos inferir que el consenso obtenido por todos estos sectores para aprobar la norma refleja los diferentes puntos de vista a considerar para la evaluación de las viviendas como un importante primer paso en la materia.

 

- En cuanto a la aplicación de políticas públicas de ahorro de energía, cree que estás normas contribuirán con este objetivo.

 

- Las normas que IRAM desarrolla y publica son, en principio, de carácter voluntario hasta tanto el Estado emita alguna legislación (nacional, provincial o municipal) que obligue al cumplimiento de la norma IRAM.

En el estudio de la IRAM 11900 el Subcomité que lo llevó a cabo contó con la activa participación de representantes de la Subsecretaría de Ahorro y Eficiencia Energética del MINEM, que es quien está impulsando el etiquetado de EE en diversos sectores, y que han manifestado durante el estudio la importancia de la certificación energética en la planificación de las prioridades de la Subsecretaría y, en especial, en cuanto a las edificaciones, agregando también que la etiqueta es una herramienta para desarrollar e implementar políticas públicas.

 

- Por qué cree que aún la norma no es de aplicación obligatoria

 

- La revisión de la norma IRAM 11900 se ha publicado recientemente el día 20 de diciembre pasado, por lo tanto sería apresurado hacer comentarios al respecto.