El Constructor

Avanza el proyecto del Tren Norpatagónico

Tren Norpatagónico - Vaca Muerta

Vialidad

Hace algunos días, el Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, presentó “Tren Norpatagónico, Impulsando el desarrollo de la Patagonia” en el marco del histórico anuncio realizado hace días atrás en Neuquén sobre la licitación del tren que unirá Bahía Blanca con Vaca Muerta y que permitirá conectar con menores costos y mayor impulso la producción en los yacimientos de Vaca Muerta con nuestro puerto.

 

Guillermo Dietrich, encabezó la presentación “Tren Norpatagónico, Impulsando el desarrollo de la Patagonia” que fue complementada con las disertaciones de parte de su equipo de trabajo. Dietrich afirmó que nuestra "región es parte del proceso de transformación del país".

 

“Bahía Blanca se va a alimentar de un montón de productos que vienen del interior del país para exportarse acá, estamos pensando mucho en el tren que va que también va a generar mucha actividad económica porque claramente la logística de Vaca Muerta se ha redefinido a partir de la existencia del tren, y el Puerto y Bahía Blanca van a ser ejes claves de este proceso, pero también va a venir mucha producción. Tengan en cuenta que en todos los lugares del país nos piden un tren, un tren para que ese lugar del país cuando está distante de los puertos tenga la capacidad de bajar los costos de la logística para permitir mayor producción, para que esa producción vaya a los puertos y esto es lo que estamos haciendo.”

 

El proyecto del Tren Norpatagónico

 

A través de la presentación, se explicó que la estratégica obra para la economía de la región norpatagónica será licitada a través del sistema de Participación Público Privado (PPP) con una inversión del orden de los 550 millones de dólares.

 

El proyecto del tren Norpatagónico incluye 700 kilómetros de vías (de los cuales muchos tramos serán renovados, 22 kilómetros de vías serán construidos en Bahía Blanca y otros 90 km construidos entre Contraalmirante Cordero y Añelo) que se extienden desde el puerto de Bahía Blanca hasta Neuquén. Se estima un plazo de aproximadamente cuatro años para completar la totalidad de las obras y alrededor de unas 10.000 nuevas fuentes de trabajo directas o indirectas comprometidas, que para su primer año de operación estaría en condiciones de transportar 1,5 millones de toneladas de carga.

 

La obra permitirá baja en los costos petroleros y contribuirá con la reducción de tránsito en las rutas relacionadas con las economías regionales afectadas. Se prevé que la adjudicación se realizará en primer semestre del 2019.