El Constructor

Construcción de primera ruta segura bajo el sistema de PPP

primera ruta segura - sistema de PPP

Vialidad

El proyecto consiste en la adaptación de 46 km del corredor a la modalidad de ruta segura entre Junín y Vedia, ubicadas en el norte bonaerense, una de las regiones más fértiles y productivas de todo el país.

 

La característica más sobresaliente de la ruta segura es la incorporación en determinados de un tercer carril de sobrepaso tramos para hacer más confortable, previsible y seguro el recorrido.

 

Esta modalidad contempla además una calzada de 7,30 metros de ancho -más amplia que las rutas convencionales-, banquinas pavimentadas en todo el trayecto y asfalto modificado para mayor adherencia y evitar efectos como el spray y aquaplaning.

 

El proyecto es ejecutado por Vial Andes 7, empresa encargada de la administración y desarrollo del Corredor C, uno de los seis nuevos corredores viales licitados por el Gobierno Nacional bajo el sistema de Participación Público-Privado (PPP).

 

El plan de obras del corredor -abarca más de 770 km de la RN 7- apunta a dinamizar el intercambio comercial, la agricultura, la industria y el turismo argentino, mediante la reducción del 92% de los costos de traslado entre Buenos Aires y Mendoza.

 

“Hoy arranca una nueva obra emblemática bajo el sistema PPP, que se suma a las autopistas que estamos construyendo a través de la misma modalidad en Cañuelas, Carmen de Areco, Las Flores, Mercedes y Suipacha. Estamos demostrando como el sector público y el privado pueden trabajar junto, de manera eficaz y transparente, para solucionar los verdaderos problemas de la gente”, señaló Patricia Gutiérrez, administradora general de Vialidad Nacional.

 

Gracias a los nuevos carriles de sobrepaso, la ruta segura agilizará los tiempos de viaje y las condiciones de seguridad en uno de los corredores internacionales más importantes del país, cuyo tráfico se compone por un 35% de camiones.

 

Nueva Red de Autopistas y Rutas Seguras

 

La primera etapa de proyectos PPP es una iniciativa impulsada por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, que comprendió la licitación de seis corredores viales -A, B, C, E, F y Sur- a lo largo de más de 3.300 km de rutas nacionales de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Mendoza y Santa Fe.

 

El proceso contó con la participación de 10 consorcios -compuestos por 19 empresas nacionales y 7 internacionales- que presentaron un total de 32 ofertas. La inversión estimada de esta primera etapa supera los U$S 8.000 millones, de los cuales U$S 6.000 se desembolsarán durante los primeros cuatro años.