El Constructor

Balance de la 6° Jornada sobre Ética y Lucha Anticorrupción en el CPIC

6° Jornada sobre Ética y Lucha Anticorrupción - CPIC

Construcción

El Consejo Profesional de Ingeniería Civil, con un fuerte compromiso con el ejercicio transparente de la profesión, impulsa desde 2010 las Jornadas sobre Ética y Lucha Anticorrupción en la Ingeniería, cuya sexta edición se realizó el 23 de octubre, en la sede de la institución.

 

Abrió la jornada el Ing. Enrique Sgrelli –Presidente de CPIC-, quien destacó: “Estas Jornadas nacieron a partir de 2010, en el marco del Congreso Mundial de Ingeniería, cuando dos importantes instituciones internacionales, la Federación Mundial de Organizaciones de Ingenieros –FMOI- y la Global Infrastructure Anti-Corruption Centre -GIACC-, instalaron fuertemente este tema como problemática global”. Y continuó: “Nuestras obras, que deberían tener una vida útil de 100 años, si están ligadas a la corrupción seguramente no llegarán a 50 años ni otros objetivos que demanda nuestra sociedad. El futuro de los ingenieros civiles en Argentina es para los honestos y no habrá cabida para los que no lo son”.

 

Finalmente, el Ing. Sgrelli agradeció a la Comisión de Ética y Lucha Anticorrupción del CPIC, formada por los ingenieros Alejandro Del Aguila Moroni, Gustavo Pagnani, Augusto Stigol, Patricia Anzil, la Ing. Mg. Mónica Varde y el Dr. Ing. Carlos Augusto Vallet. En la apertura también participó el Dr. Carlos Balbín, ex procurador del Tesoro de la Nación. “Destaco los tres temas centrales que son objeto de desarrollo de este Taller, el derecho administrativo, el control en la obra pública y finalmente, la formación ética desde nuestras universidades. Participé en la creación de la Oficina Anticorrupción, en el gobierno de De La Rúa. Fue hace 18 años, y nadie hubiera pensado que aún aplicando estas políticas públicas iban a suceder los hechos de corrupción que siguieron.

 

Para proyectar los próximos 18 años, debemos apuntar a las raíces, que son la educación y la estructura. En la Facultad de Derecho no se enseña ética ni se habla de corrupción, tanto en el desarrollo de las clases como en los programas. Respecto de la estructura, cabe plantearse cual es el rol del abogado estatal y la respuesta es trabajar para la legalidad, la trasparencia y la igualdad”.

Luego se sucedieron tres paneles que abordaron la problemática de la ética y la lucha anticorrupción desde diferentes ámbitos y el primero fue coordinado por el Ing. Gustavo Pagnani –miembro de la Comisión de Ética y Lucha Anticorrupción del CPIC- quien introdujo la temática “Visión e influencia desde el derecho administrativo” destacando el cambio de paradigmas hacia la trasparencia y la prevención.

 

En primer lugar disertó el Dr. Pablo Perrino, experto en derecho administrativo, quien afirmó: “Cuando se habla de simplificación Administrativa y reducción de cargas, lo que se busca es que las tareas sean sencillas, reducir los costes de la gente para generar información, porque sino se conspira contra la seguridad jurídica. La simplificación es una política pública, pero no se puede hacer de la noche a la mañana y requiere inversiones en tecnología digital y un cambio de cultura”.

 

La Dra. María Andía habló del acceso a la información, a través de la Ley 104 de políticas públicas. “Permite un Estado trasparente, para la participación del ciudadano y la rendición de cuentas”. Celebró estos ámbitos trasversales y la convocatoria de organismos públicos como el que coordina, la Red Global de las Naciones Unidas. Luego habló el Dr. Diego Martínez, experto en compliance, integridad y control de la corrupción, sobre la responsabilidad penal empresaria, la nueva ley 27.401 que está vigente desde el 1ero de marzo de 2018: “No es una ley para castigar sino para la prevención de la corrupción de las empresas desarrollando programas de integridad”.

 

El segundo panel se abocó al “Control en la obra pública”. El Dr. Alejandro Fargosi –ex consejero del Consejo de la Magistratura, se refirió a “Corrupción: Realismo y rigor” en un discurso rico en comparaciones y siempre valiente. “Los ingenieros parten de la ley de gravedad, mientras la abogacía emana leyes que cambian cada cincuenta años”. Agregó: “La Argentina tiene la mitad de presos por habitante que tienen Brasil o Chile porque no tenemos presos de guante blanco. El problema es que hay gente que esta libre injustamente”.

 

El Dr. Máximo Fonrouge, representante de la Federación Argentina de Colegios de Abogados, se refirió a la igualdad y trasparencia en las contrataciones públicas, incluido en el Decreto 1023: “Incluye el principio de publicidad en la convocatoria, de trasparencia no solo en la licitación sino durante todo el proceso, de igualdad de tratamiento de los oferentes y de idoneidad de los funcionarios involucrados así como de competencia de los oferentes. Destaco que el CPIC disponga de una Comisión de Ética Profesional y Lucha Anticorrupción, algo que deberían implementar todas las instituciones y cámaras”. El Dr. Guillermo Jorge presentó un mecanismo específico de prevención de la corrupción pública y privada, que fue desarrollada por el Centro de Estudios Anticorrupción de la Universidad de San Andrés. El Dr. Ing. Carlos Augusto Vallet, miembro de la Comisión CPIC y experto en temas técnicos jurídicos y contratación de obras públicas, desde su conferencia sobre “Control de la corrupción en los contratos bajo ley de participación público privada”, habló de la Ley 13.064 de Obra Pública y de la nueva Ley PPP: “No hay todavía un control riguroso como las leyes que ya teníamos, por ejemplo la Ley de Concesiones Viales. Este no es un sistema perfecto, aún le faltan muchos eslabones en la cadena, como la Comisión Bicameral y la intervención de expertos, por lo cuál es pasible de corrupción”.

 

En el tercer panel, “Formación ética y profesional desde las cátedras de la Universidad”, el Ing. Raúl Bertero, vicedecano de la Facultad de Ingeniería de la UBA, trazó un panorama histórico internacional sobre la corrupción, donde buscó demostrar que es posible erradicar este flagelo en poco tiempo como lo hizo el gobierno de EEUU hace muchas décadas. “La corrupción no es genética ni cultural, sino una consecuencia de normas y educación. La dirigencia política tiene mucha injerencia en ello pero también la universidad, enseñando las consecuencias que puede tener el accionar corrupto en la vida profesional”. A continuación, el Ing. Alberto Guerci, Decano de la Facultad de Ingeniería y Tecnología Informática de la UB, aportó una mirada a futuro de la enseñanza profesional del ingeniero civil en las 25 competencias actuales. Luego los ingenieros Marcelo Masckauchan y Leonardo Ponce, de la UTN, señalaron la formación ética como eje trasversal de la carrera, inculcando también la responsabilidad social en el rol del ingeniero frente a la sociedad. “El hecho de estudiar en una universidad pública significa un compromiso ético, que también se traslada al accionar de la ingeniería ambiental, a los contratos de obra pública y al código de ética profesional”.

 

Luego ofreció una interesante visión el estudiante José María Tejada –coordinador de la Comisión de Incumbencias de la Asociación Nacional de Estudiantes de Ingeniería civil, ANEIC-, quien recordó esta frase: “Jamás dudes que un pequeño grupo de ciudadanos pensantes puede cambiar el mundo, de hecho son los únicos que lo han logrado”. El Ing. Alejandro Del Águila Moroni cerró la jornada destacando cuatro líneas de acción: “Primero debemos hacer un cambio cultural, desde nuestra honestidad diaria. En segundo lugar, trasladar esta transformación al medio donde interactuamos. En tercer orden, debemos involucrarnos más con las instituciones y trabajar para que se cumplan las normas y los castigos a quienes las violen. Y en cuarto lugar tengamos la confianza del migrante, de hacer las cosas bien y con fe en el futuro”.