El Constructor

En Buenos Aires creció más la cantidad de departamentos que de habitantes

edificios - estadísticas - vivienda

Construcción

Cerca de un millón de habitantes de la ciudad de Buenos Aires no tiene casa propia y unas 200 mil personas ocupan de manera irregular sus viviendas, en un contexto de déficit habitacional que golpea más fuerte a la zona sur del distrito, según datos del Consejo Económico y Social de la ciudad, por investigadores del Conicet, del centro de investigación Gino Germani y de organizaciones civiles.

 

Los números indican que los últimos años creció más la cantidad de departamentos que la de habitantes, casi el 12 por ciento de las familias ocupa de manera irregular sus viviendas y cerca del 10 está en situación de hacinamiento.

 

Los últimos datos de la encuesta de hogares realizada el año pasado mostró que casi el 5 por ciento de las viviendas son piezas alquiladas por día o mensualmente, mayoritariamente en la zona sur (ahí llega al 17,4 por ciento) y en los barrios de Constitución, San Telmo, Monserrat, Balvanera y San Cristóbal.

 

La investigadora del Conicet, titular de cátedra en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y ex coordinadora de Estudios Urbanos del Instituto Gino Germani, Mercedes Di Virgilio, consideró "insuficientes" los esfuerzos realizados hasta ahora, tanto para producir vivienda nueva como para la asignación de créditos y de subsidios a la población sin techo.

 

De las 400 cooperativas inscriptas en el Programa de Autogestión para la Vivienda (PAV), creado por la ley 341, sólo 110 adquirieron terrenos en 15 años y apenas 30 finalizaron sus obras, que dieron solución a unas 1000 familias.

 

El Instituto de la Vivienda informó que sólo este año ya se entregaron 10 créditos más y que el objetivo apunta a profundizar y agilizar este esquema que da una solución a muchas familias.

 

Según el diagnóstico socio-habitacional del Consejo Económico y Social de la ciudad, hay unas 300 mil departamentos/casas vacías en la ciudad, una cifra que reedita las estadísticas del censo del 2010, en el que se contabilizaron 1.423.973 viviendas, de las cuales sólo 1.082.998 estaban habitadas.

 

El llamado "boom inmobiliario" de los últimos años "sólo produjo vivienda como reserva de valor, no para satisfacer la demanda", remarcaron representantes del Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI).

 

Con una mirada similar, desde la UOCRA opinaron que "el gran déficit radica en el acceso a la vivienda de las clases bajas" y en una oferta "muy restringida" de créditos hipotecarios.