El Constructor

Vaca Muerta cambió su código de construcción para atraer más inversiones

Añelo - Vaca Muerta

Construcción

La localidad de Añelo tiene un nuevo código de edificación que habilita la construcción en altura, algo que hasta ahora se hacía vía excepción. Creen que este permiso dinamizará nuevas inversiones inmobiliarias.

Hasta diciembre de 2019, en el corazón de Vaca Muerta no se podían construir edificios con más de cuatro pisos. En la práctica se hacían, pero siempre por vía de excepción, con trámites lentos que desalentaban inversiones, tal vez, millonarias.

 

El Concejo Deliberante de la localidad aprobó a fin de año, bajo la presidencia del actual intendente Milton Morales, el nuevo código de edificación que ya está vigente.

 

“Hemos aggionarnado el código de edificación, el primero quedó establecido allá en 2014 y en base al crecimiento, al desarrollo y al aumento de inversiones tomamos la decisión de modificar, ampliar e implementar nuevas condiciones de desarrollo”, aseguró en diálogo con Río Negro, el intendente de la localidad petrolera.

 

Y agregó: “queremos que el inversor tenga las reglas claras y sepa que es lo que puede construir y que es lo que no”.

 

Los principales cambios que trae consigo la nueva legislación municipal son respecto al crecimiento en altura y en dependencias. Así lo aseguró Morales al tiempo que indicó “nosotros trabajamos y vimos que hay proyectos que necesitan un mayor crecimiento en espacio y en altura sobretodo. Había muchos pedidos para ir a más de cuatro pisos entonces se trabajó mucho en eso”.

 

Claro que el código proyecta una zonificación que delimita en que sectores de la localidad podrán construirse edificios de más de 10 metros y en cuales solo se podrá ir hasta dos pisos de altura.

 

“Al estar esto implementado en el código es un proceso más corto porque no necesitan ir por el camino de excepciones que es más largo”, resaltó el intendente de Añelo.

 

Los edificios más altos podrán construirse en la parte urbana de Añelo en las zonas cercanas al trazado de la Ruta 17, allí se podrá ir, dependiendo el área, hasta los cinco o seis pisos.

 

Sin embargo, según los casos, gestionando vía excepción los desarrolladores podrán construir edificaciones que asciendan a los siete pisos.

 

La zona costera y productiva de la capital de Vaca Muerta, en tanto, quedará reservada para edificaciones bajas que no superen los dos o tres pisos.

 

De todas formas, el promedio de altura que podrán tener las edificaciones en la mayor parte de la ciudad será de cuatro pisos.