El Constructor

Emigrar, vivir y construir en los Estados Unidos

construir - Estados Unidos

Construcción

Cómo es el proceso por el cual un empresario argentino decide mudarse con su familia a los Estados Unidos con el fin de iniciar una nueva vida y un proceso de reinvención personal.

Soy Ariel Arrocha, abogado de profesión y desde hace más de 27 años me dedico a asesorar a personas o empresas que deciden establecerse personal o comercialmente en los Estados Unidos de América.

En estas líneas pretendo  contarles brevemente la historia de Mario Yeh, quien decidió cambiar su destino radicándose en la ciudad donde todo estaba por hacerse: Detroit

Mario, es abogado y escribano, pero pasó gran parte de su vida laboral en puestos ejecutivos en varias multinacionales.

Al retirarse, comenzó a analizar la posibilidad de hacer negocios en Detroit, impulsado por sus hijos que deseaban estudiar en aquel país. Así comenzó el proceso de comprar algunas propiedades a refaccionar en esa ciudad que sufrió en 2013 una bancarrota fenomenal y que, a partir de ese momento, iniciaba su proceso de reconstrucción. Fue allí que Mario, con una visión inigualable, compró propiedades a bajo costo conociendo la necesidad existente de las familias que quedaban en la ciudad y de las que pronto comenzarían a llegar necesitando viviendas acordes, ya que la ciudad estaba prácticamente en ruina.

En 2015, cuando nos comentó su proyecto y su decisión de establecerse formalmente lo asesoramos para tramitar una Visa de Inversionista conocida como Visa E2,  para que pueda llevar adelante un método que denominamos CRAVA (Comprar – Refaccionar – Administrar – Vender – Alquilar). Dicho con otras palabras, transformarse en un Desarrollador Inmobiliario. Realizar el proceso virtuoso de comprar y poner en valor propiedades con fines de reventa ya sea alquilados o no. Si bien no era modelo de negocio tradicional inmobiliario, el proceso era similar y así lo entendió el USCIS (United State Citizenship and Immigration Services) y el Cónsul que recibió a Mario en la embajada, aceptó nuestro planteo y le otorgó la Visa.

Mario comenzó concretamente con este proceso a inicios de 2016. En sus propias palabras:  “Tomando en cuenta mis experiencias anteriores como desarrollador en Buenos Aires (Argentina) en el Sur de la Florida (EEUU), intenté aplicar en la Ciudad de Detroit, los conocimientos operativos adquiridos en esos importantes mercados inmobiliarios.  Asimismo, aspiré a repetir la misma tendencia económica y comercial de Miami, donde había iniciado inversiones inmobiliarias tras la crisis hipotecaria denominada “SUB-PRIME” y desprendiendome de esos activos años más tarde a valores sustancialmente superiores. “

“Ya viviendo en forma permanente en Detroit, pude aplicar cabalmente el modelo CRAVA, comprando propiedades en malas condiciones de conservación, refaccionándolas, administrando las obras y su ulterior arrendamiento, alquilándolas y finalmente poniéndolas a la venta.”

“Por otra parte, la tan ansiada recuperación económica y la consiguiente suba de precios de los bienes inmuebles de Detroit sucedieron en la forma prevista. Solo a modo de ejemplo, acabo de vender a USD 60.800.- una propiedad que compré en el año 2015, habiendo pagado por ella apenas USD 24.500.- Esto representa un aumento del 146% en 5 años, un promedio de más del 29% anual, una tasa de plusvalía inigualable en ningún otro mercado inmobiliario.”

“Por último, logré especializarme en SECCIÓN 8, un programa federal de asistencia social en virtud del cual el Estado paga los cánones locativos por los inquilinos aprobados por el Administrador del Programa. Entre otras múltiples ventajas, además de implicar una especie de garantía de cobranza de la renta, SECCIÓN 8 me permitió conseguir inquilinos más cuidadosos con las propiedades que el promedio de los arrendatarios, y que tienden a quedarse en la propiedad por un plazo muy prolongado. Estos factores son muy importantes para lograr una rentabilidad promedio del 15% anual mientras espere la oportunidad de reventa a precios revalorizados.”

Como verán, Mario ha tomado una muy buena decisión y ha sido un gran lector del mercado. Pudo aprovechar estar desde los inicios en la Ciudad de Detroit lo que le ha otorgado claras ventajas, sin embargo aún quedan muchos y muy buenos negocios para hacer. No hace falta ser un experto en la materia, pero si uno llegara a conocer o ha sido parte de la actividad en algún otro mercado, no hay dudas de que podrá generar tasas de rentabilidad superiores a lo que uno se imagina.

 

Autor:  Ariel Arrocha,  Director de Latam en USA Argentina

Web: https://argentina.latamenusa.com/

Mail: aarrocha@latamenusa.com