El Constructor

Datos para conocer más sobre las futuras represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, en Santa Cruz

jorge cepernic - néstor kirchner - represas - santa cruz

Infraestructura

Con la presencia de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, se llevó a cabo en la provincia de Santa Cruz el acto de adjudicación para la construcción de las represas "Néstor Kirchner" y "Jorge Cepernic".

 

Las obras fueron adjudicadas a la Unión Transitoria de Empresas (UTE), conformada por las empresas argentinas Electroingeniería e Hidrocuyo, y la china Ghezouba.

 

Las obras contarán con una inversión de más de $22.000 millones.

 

La convocatoria inicial de esta obra fue bajo el formato de iniciativa privada en 2008, a lo que luego se sumó una licitación pública, en 2010.

 

El financiamiento para el proyecto alcanza el 100% y un 21% adicional en concepto de IVA, lo que suma 22.296 millones de pesos. El presupuesto tope fijado por el Estado nacional había sido de 24.300 millones.

 

El monto será financiado por las entidades chinas China Development Bank (85%) y el Bank of Communication (el 15%), a una tasa de interés Libor más 3,8% adicional.

 

El 76% del crédito será remitido a Argentina en concepto de certificados de obras, y el 24% restante permanecerá en cuentas chinas que actuarán como agentes de pago de los proveedores de maquinarias y otros bienes de capital.

 

El único gasto que afrontará el Estado argentino es una prima de financiamiento del 7% del total de las obras, medida exigida por las autoridades chinas para el desembolso del dinero.

 

Según cálculos del Ministerio de Planificación, la puesta en marcha de las dos centrales hidroeléctricas posibilitará un ahorro de 1.300 millones de dólares por año en importación de combustibles.

 

Una vez finalizadas, las represas sobre el río Santa Cruz generarán una potencia total de 1.740 Megawatts, lo que implica un crecimiento del 10% en la matriz de origen hidroeléctrico, y un aporte de 4,7% al Sistema Interconectado Nacional.

 

El 40% del valor del proyecto estará destinado a la mano de obra, que alcanzará 6.900 puestos de trabajo. El 70% de ellos (4.830) serán trabajadores santacruceños.