El Constructor

La Circunvalación productiva del AMBA busca interconectar todas las líneas ferroviarias

AMBA - Líneas ferroviarias

Infraestructura JOSÉ ABEL LEMOS

En enero de 2020, a pocos días de la asunción del gobierno de Alberto Fernández, en la empresa Administración de Infraestructuras Ferroviarias S.E. (ADIFSE) también denominada Trenes Argentinos Infraestructura fue designado como presidente Ricardo Lissalde, ex Diputado en la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires.

La compañía del Estado Argentino es responsable por la construcción y el desarrollo de la infraestructura ferroviaria del país. Además, tiene la visión de ser la empresa líder en el desarrollo sostenible de la infraestructura ferroviaria argentina, reconocida por la integridad de sus colaboradores, por la calidad y eficiencia en la ejecución de sus obras y servicios, por su compromiso con las comunidades y el medio ambiente, como así también por el cuidado de la salud, seguridad y capacitación de sus empleados y contratistas.

¿Qué balance puede realizar en estos primeros meses de su gestión frente a ADIF?

Los primeros meses de gestión nos absorbió el cambio de autoridades y el cambio de los circuitos administrativos en el ministerio. Por supuesto, nos propusimos liderar la gestión y empoderarnos de las decisiones de la compañía lo más rápido posible. Una vez que nos organizamos, abrimos un canal de negociación con todas las empresas que tenían todas las obras paralizadas. Para retomar las tareas fue indispensable pagar la deuda que había con nuestros proveedores y contratistas. Después de eso nos sorprendió la pandemia y en ese contexto, decidimos no parar y continuar con las actividades de la empresa, en la medida de lo permitido.

A pesar del contexto complejo por las deudas que tuvimos que enfrentar y por las consecuencias de la pandemia, logramos asegurar la continuidad de las obras y mantener un ritmo de trabajo que nos permite estar a esta altura del año inaugurando o anunciando o comenzando una obra cada 15 días. 

Estamos llevando adelante algunos hitos importantes como obras en materia de seguridad ferroviaria, en materia de confort de estaciones para los pasajeros y pasajeras, elevación de andenes, y obras de mucho impacto para la logística de la carga.

Estamos poniendo el énfasis en poder avanzar con la renovación de las 22 estaciones del Belgrano Norte. A 6 meses de haber iniciado nuestra gestión hemos podido inaugurar la estación Villa Rosa, Boulogne Sur Mer, Aristóbulo del Valle y estamos próximos a finalizar Don Torcuato y Moreno. Otras se empezaron recientemente como las obras de accesibilidad en la estación Palermo, y algunas han vuelto a licitarse, es decir, que pronto también las veremos en marcha.

Este puntapié nos da una expectativa ambiciosa ya que creemos que, en lo que falta de este año y también en el próximo, tendremos un nivel de productividad mucho mayor y eso se va a ver reflejado en el plan de inversiones y también en la concreción de las metas que se propone esta gestión.

¿Cuáles son las obras que considera prioritarias finalizar en los próximos meses?

Entre las obras prioritarias para los próximos meses tenemos pensado hacer la recepción y terminación de obras en la traza de la línea Belgrano, obras que están al servicio del Belgrano Cargas y logística.

En materia de seguridad, estamos terminando la instalación del sistema de frenado automático (ATS) en casi la totalidad de las líneas del área del Gran Buenos Aires. En la Línea Urquiza, que va de Federico Lacroze a Gral. Lemos, ya terminamos de instalarlo nos encontramos en la etapa de prueba.

En materia de confort para los pasajeros y pasajeras, estamos haciendo corredores seguros iluminados, cuadros y entornos de estaciones que implica mejorar los lugares próximos a las mismas; estaciones ferroviarias con elevación de andenes, control de accesos, baños, control de seguridad, etc. Y en las obras de larga distancia, estamos trabajando en la estación de Retiro de la línea San Martín.

¿Cómo afectó la pandemia a las obras que venían realizando desde su asunción?

La pandemia, obviamente, fue algo imprevisto, que tuvo un pequeño resentimiento sobre todo en el trabajo de manera presencial pero no a grandes rasgos. Así que tuvimos que readecuar la compañía para poder trabajar a distancia con home office para lo que tuvimos que invertir en tecnología. Hicimos un protocolo de Covid que permitió, que un tercio de los empleados y empleadas que no eran de riesgo trabajen en las oficinas y el resto trabaje desde la casa. A su vez, los contratistas tuvieron sus problemas que representaron cierto estrés en las productividades de las obras. Pero logramos mantener la continuidad y, actualmente, estamos recuperando el nivel normal de funcionamiento y esperemos que el ritmo pleno lo alcancemos para fin de año.

Existen distintos países como China y Rusia, que demostraron su interés por hacer vías y trenes a Vaca Muerta ¿Hay algún avance respecto al tema?

Rusia ha demostrado interés en invertir en este país, pero centralmente lo hace en talleres para dar servicios a los operadores ferroviarios con centralidad en los operadores de cargas. Esto quiere decir que invierten, sobre todo, en el mantenimiento de las formaciones de ferroviarias.

China, por su parte, tiene una multiplicidad de intereses que va desde el financiamiento país a país para obras de infraestructura, con especialidad en obras de infraestructura ferroviaria, y también en convenios de asociación para llevar adelante tanto obras como servicios de infraestructura ferroviaria.

Hay mucho interés en recuperar ramales de carga como el San Martín, el Norpatagónico, que va desde Bahía Blanca hasta Neuquén y que tiene por objetivo dar servicios a todo el complejo petrolero y gasífero de Vaca Muerta. 

Hay estudios ya avanzados y también otros preliminares, y esperamos que se concrete la propuesta. Soy optimista de que en el momento en que el complejo gasífero y petrolero necesite el servicio ferroviario, sobre todo para asegurar el abastecimiento de arena para la técnica del fracking, el ferrocarril va a estar listo para asistirlo de manera acorde a las necesidades y también le brindará un servicio para transportar los productos de la minería como de la industria petrolera que se radique y se fomente en la zona.

Entre los proyectos, sabemos que su gestión se ocupará de recuperar la infraestructura de distintas vías para reactivar la economía de varias zonas del país. ¿En cuáles se está trabajando?

Estamos trabajando en el proyecto de recuperación de la línea Belgrano en el norte del país, sobre todo en Salta, para poder llegar por un lado a Pocitos, en Bolivia, y por el otro, por el paso de Socompa para ir a los puertos de Chile. Estamos tratando de terminar todo el corredor ferroviario del Belgrano para integrar a todas las economías regionales del norte del país no solamente con los puertos de Santa Fe, de Rosario y de Buenos Aires sino también con los puertos del Pacífico. 

En el centro del país hay un proyecto para trabajar en un corredor ferroviario trasandino por Catamarca.

Por otro lado, está la recuperación del San Martín a Mendoza que tiene también la posibilidad accesoria de cruzar a Chile por el paso de Uspallata. Este proyecto está muy próximo a concretarse, es uno de los más avanzados.

En el Sur del país tenemos el proyecto totalmente desarrollado para el Tren Norpatagónico, que transita desde Bahía Blanca hasta Zapala y desde Zapala hasta el paso por Pino Hachado. El objetivo es llevar adelante un ferrocarril trasandino para exportarlos productos de la industria, sobre todo minera, de la provincia de Neuquén y toda la producción del valle por Bahía Blanca y por Chile. Ese ferrocarril tiene también el fin de asistir al yacimiento de Vaca Muerta.

Esos son los proyectos más avanzados con centralidad en la carga.

En Salta se realiza un importante trabajo en la renovación de vías del Belgrano Cargas… 

No solamente en Salta, sino en todo el norte argentino estamos llevando a cabo todas las obras que tienen financiamiento CMEC con el acuerdo país a país con China en las vías del Belgrano que opera el Belgrano Cargas y Logística.

Ahí estamos avanzando a muy buen ritmo. Algunos tramos están finalizando y muchos otros están a pleno ritmo de ejecución. Estimamos que en el plazo de un año se van a estar terminado las obras actuales y ya estamos licitando las obras que estaban previstas en adenda 4.

La realidad es que es una obra importantísima de renovación donde estamos realizando el cambio integral de las obras de arte, balasto, los durmientes, las fijaciones y los rieles. Es una vía de las mejores que tiene la Argentina, porque son obras de renovación total y estamos también llevando la capacidad de transporte a 22 toneladas por eje. Por la magnitud de la obra, la inversión total es de 3.000 millones de dólares.

El ministro Mario Meoni presentó un importante proyecto para “priorizar la innovación en el transporte” ¿Cómo participa Trenes Argentinos Infraestructura en el mismo?

Por supuesto, el ministro nos pide siempre que trabajemos en pensar las obras en función del confort y seguridad de los usuarios y usuarias. En ese contexto, nosotros estamos aplicando en las estaciones que estamos realizando obras, tótems con botones antipánico o de llamada directa al 911 para denunciar cualquier tipo de delito. Además, en los entornos de estaciones se están realizando tareas para la concientización sobre la violencia de género. En definitiva, queremos que las estaciones también sean paradas seguras para todos y todas.

Esta es una premisa que nos ha planteado también Sergio Massa, que las obras necesarias que hagamos sean siempre pensadas en que estén en armonía con la comunidad. No queremos estaciones que sean solo de paso o que vayan a contramano de lo que necesita la localidad

Hay un interesante proyecto de Circunvalación Ferroviaria del AMBA ¿En qué consiste y que beneficios traerá a los sectores productivos de las zonas afectadas?

La hemos denominado "Circunvalación productiva del AMBA", consiste básicamente en unir el puerto de La Plata con todos los puertos que están en el corredor a la vera del Paraná. Es un proyecto integral de más de diez obras ferroviarias que consisten en hacer el acceso al puerto de La Plata, es decir, el puerto de Berisso, para que el tren transite por la línea Roca hasta Villa Elisa, y allí renovaremos la vía que está muy deteriorada en el tramo que comprende entre Bosques y Villa Elisa. Así, las formaciones podrán seguir por el Roca de Bosques a Temperley, Haedo, y allí conectarán con la playa ferroviaria de Alianza, luego con el San Martín y, por esa línea, llegarán a Pilar. Y después, podrán ir de Pilar hasta Campana por la traza del Urquiza. Si bien el Urquiza es de trocha media y el proyecto consiste en llegar con trocha ancha, estamos analizando alternativas de construir bitrocha y estudiando también cómo trabajar el tema del puente Zárate Brazo largo. El objetivo es desarrollar un corredor productivo que interconecte transversalmente todas las líneas ferroviarias.

Esta circunvalación ferroviaria va a permitir nuevas posibilidades de logística, a imagen y semejanza de la ruta 6, para poder despachar una carga sin tener que trasbordar los vagones desde un ramal ferroviario hasta cualquier otro. Asimismo, con una misma formación ferroviaria se podrán transitar todas las vías, que nacieron paralelas unas de otras, pero sin interconexión, y que confluyen en el puerto de Buenos Aires. La circunvalación va a permitir que las formaciones puedan interconectarse sin necesidad de tener que llegar al puerto de Buenos Aires. 

A su vez, este proyecto prevé la renovación y construcción de playas formadoras de carga, de descarga y de logística para cortar los trenes y despachar hacia otros destinos que estarán distribuidos en toda el área del Gran Buenos Aires, por ejemplo, en el Mercado Central, Haedo, Pilar, Exaltación de la Cruz, Campana, Zárate, en el puerto de La Plata, Etc.

De poder concretarse, sería la primera vez que se interconectan todos los ramales ferroviarios de carga del país. Tenemos la visión, o ambición, de preparar el ferrocarril con un tamaño y magnitud que permita despachar un contenedor y que el mismo pueda llegar por nuestros ramales a cualquier destino de jurisdicción nacional.

Otra obra importante es el mejoramiento de la seguridad de los pasajeros y de los trabajadores ferroviarios ¿Cómo se está trabajando en este aspecto?

En materia de seguridad estamos, por un lado, renovando las estaciones del Belgrano Norte para elevar los andenes y que los pasajeros y pasajeras puedan subir y bajar del tren sin necesidad de subir escalones, es decir, estamos volviéndolas accesibles. Son obras muy necesarias, que, además, van a permitir que en un futuro la línea pueda renovar sus formaciones.

Por otro lado, estamos terminando de instalar el sistema de frenado automático (ATS) en todas las líneas del Área Metropolitana de Buenos Aires. 

Este sistema reduce al máximo el riesgo de colisiones y accidentes, garantizando un servicio mucho más seguro. Estamos pasando de un sistema dependiente del factor humano a uno automático. El sistema de frenado automático incorpora al sistema ferroviario tres cuestiones esenciales: evita que los trenes choquen entre sí porque los para automáticamente cuando no se respetan las señales de pare a lo largo de la vía; frena los trenes cuando superan la velocidad máxima permitida que se parametriza previamente, brindando alertas previas al conductor y garantiza que se cumplan las velocidades máximas de ingreso a las estaciones: si no se respetan, el tren se detiene automáticamente.

Además, estamos trabajando en mejorar los entornos de las estaciones, poniendo más iluminación, mejorando los caminos y brindando más seguridad y confort tanto a los usuarios y usuarias de la estación, como a quienes transitan por la zona en los distintos municipios. Vamos a mejorar entornos en las líneas Roca, Belgrano Sur y Mitre.