El Constructor

Presentaron avances del proyecto binacional Túnel Trasandino de Agua Negra

Argentina y Chile - Proyecto binacional - Túnel Agua Negra

Infraestructura

En el Centro Argentino de Ingenieros (CAI) se realizó una charla informativa que estuvo a cargo del Ingeniero Julio César Ortíz Andino, Ministro de Planificación e Infraestructura de la Provincia de San Juan y titular de EBITAN (Entidad Binacional Túnel de Agua Negra) y en la que El Constructor estuvo presente.

 

El Ministro disertó sobre el Túnel trasandino de Agua Negra, segundo corredor Bioceánico entre Chile y Argentina. Se trata de un aporte sustancial para mejorar la integración social y promover el crecimiento económico de Sudamérica.

 

Las características técnicas y el emplazamiento geográfico le confieren un carácter singular a nivel internacional.

 

La obra binacional

 

Argentina y Chile vienen persiguiendo desde hace años la construcción de un importante túnel binacional que una la Provincia de San Juan en la Argentina y la IV Región de Chile. El Túnel de Agua Negra, es el eslabón más preciado de un segundo corredor Bioceánico que unirá el Atlántico con el Pacífico en la región central de ambos países.

 

Se espera de esta obra un aporte sustancial para mejorar la integración social y promover el crecimiento económico de esta parte sur del continente americano. Las características técnicas y el emplazamiento geográfico del Túnel de Agua Negra le confieren un carácter singular, a nivel internacional.

 

Están proyectados en total dos túneles, uno de ida y uno de vuelta, cada uno tendrá unos 13,8 kilómetros de largo y 12 metros de diámetro y estarán separados entre sí por 90 metros. Las vinculaciones entre ellos serán cada 500 metros a través de galerías de ventilación, túneles transversales de diferentes diámetros que servirán para la circulación de vehículos ligeros y ventilación.

 

El método de perforación que se piensa es combinado, usando tuneladora en la mayor parte del recorrido y el resto con método tradicional de voladuras.

 

Del lado chileno, se comenzará haciendo un boquete de aproximadamente 1 kilómetro con método tradicional (usando explosivos), que permita la entrada de la tuneladora, que es una especie de tren de entre 70 y 100 metros de largo con una punta que al girar rompe la roca. La tunelera trabajará unos 10 kilómetros.

 

Mientras tanto, del lado argentino se "atacará" la roca, con el método tradicional alrededor de 3 kilómetros, hasta encontrarse con el agujero que vendrá haciendo la máquina desde Chile. En cuanto a la demora de la obra, se prevé un total de 11 años y un costo final de más de mil millones de dólares.

 

A continuación reproducimos parte de la exposición del Ministro de Planificación e Infraestructura de la Provincia de San Juan, Ing. Julio César Ortíz Andino, cubierta por El Constructor.