El Constructor

Sistema Riachuelo: una obra que beneficia a 4.300.000 habitantes

Sistema Riachuelo

Infraestructura

El saneamiento del Sistema Riachuelo, una importante obra de ingeniería sanitaria que demanda un plazo de cinco años, busca encontrar soluciones a la contaminación del afluente, que tiene consecuencias directas sobre la salud y la calidad de vida de los habitantes.

 

La Ing. Marcela Álvarez, gerenta del Sistema Riachuelo, dio sus puntos de vista sobre la obra que una vez en funcionamiento, beneficiará a 4.300.000 habitantes. El plan consiste en ejecutar una planta de tratamiento cloacal que implica una inversión de 1.200 millones de dólares y consolidará un túnel de 12 km de longitud que cumple con la osadía de internarse por debajo del lecho del Río de la Plata. La obra demanda un plazo mínimo de 5 años para su ejecución y generará más de 3.000 puestos de trabajo.

 

Cronológicamente, el Plan de Saneamiento Integral comenzó a pergeñarse en el año 1997. En el año 2000 se termina de perfilar el proyecto y sale a licitación en septiembre del año 2001. La posterior crisis político-económica paralizó el plan y la obra quedó en suspenso. Recién en 2008 logra reflotarse el proyecto y en consecuencia, en 2010 se obtiene un crédito del Banco Mundial para su financiación.

 

El sistema Riachuelo conforma una gran obra de infraestructura, que permitirá brindar una solución de tipo integral a las limitaciones en la capacidad de transporte de los desagües cloacales, mejorando así la calidad del servicio en gran parte del área de concesión de AySA, y posibilitando a futuro, la expansión del servicio en el sudoeste del conurbano bonaerense.

 

Se trata de una obra con fuerte impronta sustentable. Su totalidad representa un gran impacto en la sustentabilidad de los ríos receptores, aspecto que se traducirá directamente en un beneficio concreto en términos de salud pública y medioambiente en toda la extensión de su cuenca.