El Constructor

Invierten u$s 100 M para construir la circunvalación ferroviaria a ciudad de Santa Fe

circunvalación ferroviaria Santa Fe

Construcción

Se trata de una inversión que rondará los u$s 100 millones, que permitirá ampliar la capacidad de transporte de las mercaderías a los puertos, mejorar los tiempos de traslado y reducir un 30% los costos logísticos.

 

Por María Eugenia Usatinsky

 

Está abierta la licitación para la construcción de la circunvalación ferroviaria a la ciudad de Santa Fe de la línea Belgrano Cargas, una obra que sacará a los trenes del área metropolitana y agilizará y multiplicará el transporte de cargas a los puertos.

 

Los trabajos comprenden la renovación de 44 kilómetros de vías sobre trazas existentes (que no están operativas), la construcción de 20 kilómetros de vías nuevas y de un puente de 600 metros sobre el río Salado, además de tres nuevos puentes vehiculares -sobre las rutas provinciales 70, 11 y 4- para cruces a distinto nivel.

 

La inversión estimada total es de u$s 100 millones y será financiada por la empresa china Machinery Engineering Corporation (CMEC). Además, se estima que serán necesarios rieles y durmientes por un costo de u$s 15 millones aproximadamente. En total, las obras generarán 900 puestos de trabajo.

 

Los interesados en participar pueden consultar y retirar pliegos hasta el 19 de julio dado que el 29 de ese mes se abrirán los sobres con las propuestas. Se estima iniciar la obra en diciembre de este año y concluirla a fines de 2021.

 

"Las empresas han demostrado mucho interés en participar de esta obra. Ya hay decenas de ellas bajando los pliegos para poder presentar oferta. El viernes 14 de junio realizamos un data room para comentar los lineamientos técnicos del proyecto y responder consultas, del cual participaron más de 40 empresas", contó Guillermo Fiad, presidente de Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF), organismo dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación.

 

Actualmente los trenes atraviesan la ciudad de Santa Fe y circulan con una velocidad de itinerario de 20 km/h, mientras que con la nueva circunvalación lo harán a 60 km/h. Se evitarán 62 pasos a nivel, lo cual permitirá mejorar la trama social y urbana del Gran Santa Fe.

 

Desde la ciudad de Santa Fe hasta los puertos de Timbúes pasan cuatro trenes por día (ascendentes y descendentes) y cada uno tarda 10 horas en hacer los 137 km. Cuando finalicen las obras de circunvalación van a poder pasar de ocho a 10 trenes por día (cargados y vacíos, ascendentes y descendentes) de entre 60 y 100 vagones que, se estima, van a tardar 2:30 horas.

 

La obra del tren de cargas forma parte del plan de recuperación de la línea Belgrano y se lleva a cabo con el objetivo de mejorar el acceso de la producción agraria del norte argentino a los puertos de exportación. Además, al evitar el paso del tren por el entramado urbano del Gran Santa Fe, se facilitará el transporte ferroviario y mejorará la circulación vehicular por la ciudad. Ambas cuestiones resultan fundamentales si, a su vez, se tiene en consideración que "en los próximos tres años se cuadruplicará la carga actual con destino a los puertos del norte y el sur de Santa Fe", según señaló Fiad.

Por su parte, Andrea Valsagna, secretaria de Desarrollo Estratégico y Resiliencia del Municipio de Santa Fe, destacó que "para la Ciudad ésta fue una gran noticia, que era esperada desde hace mucho tiempo. Santa Fe ha sido una cabecera ferroviaria de todo el centro norte del país pero las vías la atraviesan y generan todo tipo de inconvenientes. Además de los problemas derivados de haber tenido terrenos en estado de abandono durante mucho tiempo (cuando no funcionaba el ferrocarril), ahora los problemas están más vinculados a la inseguridad vial que genera un tren de carga que está en crecimiento, rodando con más frecuencia y mayores toneladas de traslado".

 

Dado ello, cuando se concluya la obra "será un beneficio enorme en términos de seguridad y de poder proyectar transformaciones urbanas que integren esos terrenos que quedarán vacantes a las políticas de desarrollo de la ciudad", agregó Valsagna.

 

Nueva traza

 

La obra comienza en la estación Santo Tomé del ramal F1, se extiende hasta la estación Laguna Paiva del ramal C y se divide en tres tramos:

 

  1. Santo Tomé-Empalme San Carlos: estos ramales están fuera de operación por lo que se incluye la renovación integral de vía, pasos a nivel, alcantarillas y puentes, cambios de vías, cerramientos y señalamiento.

  2. Empalme San Carlos–Gobernador Candioti Sur: los trabajos a realizar comprenden la construcción de nuevas vías, pasos a nivel, puentes y alcantarillas, cambios de vías, cerramientos y señalamiento.

  3. Gobernador Candioti Sur-Laguna Paiva: estos sectores están fuera de operación e incluyen la renovación Integral de infraestructura de vía, paso a nivel, cambios de vía, cerramientos y señalamiento.

 

A su vez, se construirá un nuevo puente sobre el río Salado en la nueva traza. Tendrá 600 metros de longitud.

 

En cuanto a los insumos principales de obra, llevar a cabo esta circunvalación ferroviaria demandará en total 92.400 durmientes de hormigón y 6.500 toneladas de rieles.

 

Entre los beneficios que la obra implicará, están:

• Reducción de tiempo: se pasará de tardar 10 hs entre Santa Fe y los puertos de Timbúes a demorar sólo 2:30 horas.

• Aumento de velocidad del tren: de 20 km/h a 65 km/h

• Aumento en la frecuencia del tren: se pasará de dos trenes con 45 vagones por día a ocho trenes de hasta 100 vagones.

• Reducción de costos logísticos: 30%

• Mejorar el acceso a los puertos para optimizar la capacidad de carga y descarga de los puertos. Se complementa con la obra del Nuevo Acceso Ferroviario a Timbúes.

• Disminución de accidentes por descarrilamientos en zonas pobladas.

• Menor contaminación.

 

A su vez, la funcionaria municipal, señaló: "Esta obra no solamente tiene importancia en cuanto a reducción de tiempos y mejora de logística, sino que también nos permite repensar el uso de tierras que, en muchos casos, estaban en estado de abandono o intrusadas. Estamos pensando un proyecto integral de desarrollo urbano que va acompañado de la obra de Circunvalar ferroviario, dado que se podrá desarrollar completo cuando el Circunvalar esté construido. Son obras que desde los gobiernos locales nos permiten repensar las ciudades que tienen heridas vinculadas al desarrollo ferroviario y que han crecido, en muchos casos irregularmente, sobre las vías en desuso. Cuando esto se hace de manera ordenada se puede proyectar mejor el desarrollo de la ciudad".

 

Marco general

 

Según detallaron desde este organismo nacional, el Belgrano Cargas es conocido como el tren cerealero por el tipo de mercaderías que, en su mayoría, transporta. Para más datos, en los primeros cuatro meses del año se transportaron 674.010 toneladas, un 27% más que el mismo período del año anterior (529.047 Tn). "Es el mejor primer cuatrimestre histórico de los registros Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT)", destacaron.

 

Con el comienzo de las obras de renovación de vías y con el cambio en la gestión, Belgrano Cargas y Logística que opera los trenes Belgrano, San Martín (hacia Cuyo) y Urquiza (en la Mesopotamia), planea transportar más de seis millones de toneladas. En 2015, su peor año histórico, había transportado 2,5 millones de toneladas. "La recuperación del tren de cargas con la renovación de vías y trenes que se viene ejecutando desde 2016 está generando un importante crecimiento del transporte de mercaderías por tren. En el último año se transportó 1,5 millón de tonelada más que en 2017", finalizó Fiad.

 

Con la recuperación de la infraestructura del Belgrano Cargas más la incorporación del nuevo material rodante y las mejoras en gestión y tecnología, hoy, el tramo de 1.180 kilómetros desde Joaquín V. González, en Salta, hasta Timbúes, en el Gran Rosario, se redujo a siete días, contra los 15 que tardaba en 2015, y llegará a tres para fines de 2020.

 

Estas obras forman parte de una inversión total de u$s 8.800 millones en el sistema ferroviario de carga en todo el país a cargo del Ministerio de Transporte de la Nación, para renovar un total de 9.850 kilómetros de vías, generando 70.000 empleos directos. A su vez, se enmarca dentro del Plan Belgrano, programa integral de desarrollo social, productivo y de infraestructura, orientado al crecimiento y la igualdad de condiciones y oportunidades en las provincias del norte argentino.