El Constructor

Grúas San Blas mantuvo los niveles de inversión durante el 2020

Maquinarias

“En marzo tuvimos que actuar rápidamente para poder continuar operando, tanto puertas adentro como en todo lo referido al relacionamiento con clientes y proveedores. Llevamos adelante muchos cambios en las gestiones internas, lo que impactó positivamente en un modelo de organización mucho más simple, claro y eficiente para toda la compañía”, señaló Marcelo Yañez, presidente de Grúas San Blas, y continuó “Así, considerando las distintas acciones que hemos tenido que  llevar adelante para innovar y desarrollar nuevas estrategias de negocios que nos permitieron suplantar el volumen de negocios en otros sectores y economías regionales de nuestro país, estamos manteniendo los niveles habituales de facturación y de inversión”.

“También aprovechamos el contexto para maximizar los eventos de capacitación, a todos nuestros líderes comerciales, responsables de unidades de negocios, incluyendo a todos los recursos de call center y contacto con los clientes. Establecimos también un programa de Capacitación de Mandos Medios enfocados en la mejora de la toma de decisiones”, agregó.

A pesar del contexto atípico, GSB pudo mantener los niveles de inversión en la compañía, los cuales históricamente estuvieron en el orden del 10% de la facturación anual. Entre los objetivos logrados, se mantuvo la renovación del porcentaje de maquinaria de la flota, una política que lleva a cabo para poder estar siempre con equipos actualizados. En 2020 incorporaron nuevas plataformas para trabajo en altura, manipuladores telescópicos, autoelevadores, torres de iluminación, excavadoras, palas cargadoras entre otras líneas de productos.

“Las limitaciones del mercado nos llevaron a desarrollar más proveedores locales estratégicos para la compra de repuestos en el mercado local”, continuó Yañez, “Respecto al área de producción nacional, continuamos con el proceso de fabricación que teníamos contemplado en el plan anual”.

Exportaciones

Argenmieles y Mieles del Chaco, marcas de la unidad exportadora de GSB, cuenta con más de 2.500 productores de miel en ocho provincias. Al ser una empresa relacionada con la alimentación, fue considerada actividad esencial desde el principio y todas sus labores fueron eximidas del aislamiento social preventivo y obligatorio.

“En el presente ejercicio crecimos en un 100% en nuestro negocio de facturación de miel”, subrayó Lucas Andersen, responsable de Argenmieles, “Es para destacar que este año nos hemos constituido en el principal exportador de nuestro país de miel fraccionada. Duplicamos nuestro volumen de exportación alcanzando permisos de exportación durante el año 2020 por un total de más de 5 millones de dólares. Estos volúmenes de exportación nos permitieron lograr un plus de rentabilidad del 5% sobre los volúmenes de exportación de 2019”

Durante 2020, la empresa continuó profundizando el desarrollo de los proveedores locales y fabricación nacional. Si bien no fue posible participar de las ferias mundiales de alimentación, se mantuvieron reuniones virtuales con dealers y representantes de importantes cadenas en países como Alemania, Francia y EE.UU. 

Argenmieles también se abocó al desarrollo de productores orgánicos de miel para sumar a su cartera de proveedores, ya que toda la miel orgánica se exporta y la demanda continúa su crecimiento sostenido. En la actualidad el volumen exportado es de 200 toneladas, y se proyecta aumentarlo entre un 10 y un 15% anual.