El Constructor

Nuevas obras para Yacyretá y cinco ofertas

Yacyretá

Infraestructura

Para llevar adelante la “Ejecución de la Obra Civil y Determinadas Partes Electromecánicas de la Ampliación de la Central Hidroeléctrica de Yacyretá en la Margen Izquierda del Brazo Aña Cuá”, en la sede de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) en Buenos Aires se conocieron las ofertas económicas (Sobres Nº2) presentadas el 16 de abril del año pasado a la Licitación N° 670.

 

Tras haber superado las exigencias de los requisitos técnicos (Sobres Nº1) y siguiendo el orden de presentación original, las ofertas en dólares norteamericanos de los consorcios o Asociaciones Temporales de Empresas (ATEs) presentadas son las siguientes:

 

. Salini Impregilo - Chediack SAICA - ITASA: 240.350.496,90.-

 

. Techint Compañía Técnica Internacional - Benito Roggio e Hijos - Panedile Argentina - Benito Roggio e Hijos (Paraguay): 318.971.258,08.-

 

. José Cartellone Construcciones Civiles - J. Malucelli Constructora de Obras - Talavera Ortellado: 225.159.270,46.-

 

. Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (SACDE) - Power China Limited - CDD Construcciones: 274.978.790,17.-

 

. Astaldi - Rovela – Tecnoedil: 193.241.731,33.-

Además de representantes de las empresas oferentes, la apertura de Sobres Nº2 de la licitación 670 contó con la presencia de los directores de la EBY, Martín Goerling, por la Argentina; y Óscar Duarte, por Paraguay.

 

Los funcionarios coincidieron en destacar la trascendencia del acto administrativo. En otro orden, según aclararon los escribanos consultados por El Constructor al término del acto licitatorio, no se podrán “hacer vista” de las propuestas, en tanto que no hay fecha determinada para que la Comisión Técnica Ad Hoc se expida en favor de un adjudicatario.

 

Vale recordar que el objetivo de esta licitación pública es sumar tres turbinas a la Central Hidroeléctrica Aña Cuá, posibilitando ampliar la capacidad de generación de la Central Yacyretá en un 8,4 % al generar los caudales que deben ser erogados en el Brazo Aña Cuá por razones ambientales.