El Constructor

Así avanzan las obras del Viaducto Mitre

Viaducto Mitre

Vialidad

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, recorrieron la estructura por donde pasará el tren del Viaducto Mitre, que eliminará ocho barreras y abrirá cuatro nuevas calles.

 

El Viaducto Mitre, que se extenderá a lo largo de 3,9 kilómetros, posibilitará que los vecinos que se movilicen en auto o en colectivo ahorren hasta 24 minutos de viaje por hora.

 

El Jefe de Gobierno porteño indicó que "ésta es una obra sofisticada, al primer nivel del mundo", y agregó: "Esto mejora la calidad de vida porque es tiempo libre para los vecinos. Uno podía estar parado en estas barreras unos 15, 20 minutos".

 

Los trabajos elevarán las vías del ferrocarril Mitre entre los barrios de Palermo, Belgrano y Núñez, eliminarán las barreras de Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe, y abrirán las calles Echeverría, Roosevelt, Virrey del Pino y José Hernández.

 

De la actividad también participaron el vicejefe y ministro de Seguridad porteño, Diego Santilli; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia; el secretario de Transporte porteño, Juan José Mendez; la secretaria de Obras de Transporte de la Nación, Manuela López Menéndez; y el presidente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, Ramón Lanús.

 

Moccia dijo que la eliminación de las barreras "implica menos accidentes, más seguridad, menos contaminación ambiental y una mejora en el transporte público, tanto en el tren como en los colectivos que están parados en las barreras".

 

El Viaducto Mitre mejorará la seguridad vial para peatones y automovilistas al crearse pasos seguros, integrará el acceso a los barrios por donde pasa el ferrocarril e incrementará la frecuencia y la calidad de servicio de la Línea Mitre.

 

Del mismo modo contribuirá al cuidado del medio ambiente ya que la circulación más fluida de automóviles genera una menor emisión de gases contaminantes.

 

También se construirán dos estaciones elevadas (Belgrano C y Lisandro de la Torre) y se van a generar nuevos espacios públicos y verdes en las 7,4 hectáreas que quedarán libres debajo del viaducto.

 

La obra beneficiará a 100.000 usuarios diarios del Ferrocarril Mitre, a 30.000 vecinos que se movilizan en colectivo y a otros 70.000 que usan sus autos particulares, y también a los 454.000 vecinos de los barrios de Belgrano, Núñez y Palermo.

 

Hace unas semanas se colocó la última dovela del viaducto, que son estructuras de hormigón de 12 metros de longitud y 40 toneladas de peso que, unidas por barras de acero, forman parte del tablero sobre el cual se montarán las vías del tren.