El Constructor

Viaducto Mitre: ya son tres las barreras eliminadas

Viaducto Mitre

Vialidad

“Esto es un beneficio para los vecinos de la Ciudad, esto es tiempo libre”, dijo el Jefe de Gobierno, quien además destacó el beneficio en “seguridad” ya que “un accidente en una barrera es un accidente peligroso o fatal”.

 

A su turno, Moccia remarcó que la de Mendoza “es una de las ocho barreras que eliminamos, y además cuatro calles más que antes eran ciegas también estamos abriendo”.

 

“Esto es más tiempo, es mejor transporte público tanto para el tren como para los colectivos que cruzan. También es mucho mejor calidad ambiental, no vamos a tener los autos parados largando gases. No vamos a tener la oportunidad de inseguridad de los autos parados en las barreras de noche”, precisó el ministro.

 

Con ésta, ya son tres las barreras eliminadas en el marco de la obra del Viaducto Mitre. Anteriormente se levantaron las de Blanco Encalada y Monroe. Restan las de Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento y Olazábal. Y también se abrirán cuatro calles: Echeverría, Roosevelt, Virrey del Pino y José Hernández.

 

Video - Además, se van a construir dos estaciones elevadas (Belgrano C y Lisandro de la Torre) y se van a generar 60.000 m2 de nuevos espacios públicos y verdes debajo del viaducto.

 

Para decidir el uso de todo ese espacio nuevo, la modalidad de trabajo consiste en mesas de hasta diez vecinos moderadas por un facilitador, donde un equipo técnico conformado por arquitectos y urbanistas expone las características de cada área para mostrar los posibles usos.

 

De esta forma, los vecinos trabajan sobre mapas a escala que muestran el detalle de cada tramo e indican los servicios o actividades que les gustarían tener: locales comerciales, gastronómicos, espacios verdes, bicisendas, postas aeróbicas, y más.

 

Para facilitar la participación de la mayor cantidad de vecinos, se dispusieron reuniones en tres turnos (mañana, mediodía y noche) y el bajo viaducto se va a analizar en tres tramos durante nueve reuniones.

 

En total, se convocó a más de 250.000 vecinos a través de las redes sociales e invitaciones puerta a puerta. Se inscribieron 14.000 personas y ya participaron 1.000 vecinos en las primeras seis reuniones.